Publicado el

Scent on Canvas – El arte en tu piel

Nunca antes el arte pictórico y el aroma de un perfume habían estado tan unidos. Béatrice Aguilar, perfumista nariz y apasionada del arte de raíces franco-españolas, es la creadora de este innovador y exclusivo proyecto. En él, cinco artistas plásticos han dado color y vida a través de sus obras a la perfumería nicho de Scent On Canvas. Cinco perfumes de autor cuyos envoltorios se transforman en grabados numerados y firmados, a los que los propios artistas han puesto el nombre del pigmento que más han utilizado. Scent On Canvas (“Aroma sobre lienzo”) son dos obras de arte en una. Una experiencia polisensorial única.

Cinco artistas plásticos fusionan el arte visual con el olfativo al diseñar los envoltorios de la línea Scent On Canvas: cajas que se transforman en grabados exclusivos, inspirados en la esencia del perfume. Una experiencia sin precedentes que aporta al mundo del arte una nueva perspectiva.

[frame src=”http://www.kiniro.es/wp-content/uploads/2013/02/scent-on-canvas-brun-sicilien.jpg” link=”” target=”_self” width=”400″ height=”439″ alt=”Scent on Canvas Brun Sicilien” align=”center” prettyphoto=”false”]

Brun Sicilien, por Tano Pisano

Tano Pisano, al descubrir la fragancia que le fue concedida para crear su envoltorio, sintió que debía inmortalizar el recuerdo del aroma íntimo de la tierra. Tano recordó unos encajes del Museo Palazza Davanzatti (Florencia) ante los que se quedó absorto, “como si entrara en una dimensión desconocida”. Imaginó entonces el caleidoscopio de geometrías imaginarias que ha dado vida al cuadro. En ellas, una constante: el calor. El calor que infunde la madera que arde en la chimenea; el calor del pelaje del caballo que se transmite al cuerpo del jinete; el obtenido al abrigo del cuero; o el transmitido en una caricia. De ahí, los trazos finos, con los que palpitan las notas de salida del perfume; las formas intensamente coloreadas que responden al cuerpo; y, finalmente, la idea de un abrigo protector y enérgico. Nace el nombre de Brun Sicilien, pigmento en la paleta que más utiliza el autor.
El envoltorio de Brun Sicilien es el único que no se corresponde con el cuadro. Pisano ha preferido plasmar la figura de un caballo, para envolvernos también a través de la pintura en la fuerza, el calor y el olor a cuero propios del perfume.
Tano Pisano, originario de Siracusa (Sicilia), se formó en el Instituto de Arte de Catania y en la Academia de Bellas Artes de Roma. Tras ser conocido nacionalmente en Italia, trasladó su residencia a Cataluña, donde resurgió con fuerza su actividad pictórica. En palabras del autor, “¡soy pintor, nada más! Siempre he pintado. No me considero un artista, no me interesa. De la pintura tengo una necesidad física y mental”.

[frame src=”http://www.kiniro.es/wp-content/uploads/2013/02/scent-on-canvas-noir-de-mare.jpg” link=”” target=”_self” width=”400″ height=”450″ alt=”Scent on Canvas Noir de Mars” align=”center” prettyphoto=”false”]

Noir de Mars, por Jordi Trullàs

A la hora de pintar la obra que le había sido encomendada, la intensa presencia del Oud de Laos entre las notas olfativas del perfume que le fue otorgado, resultó ser un reto para Jordi Trullàs: no lograba asociar un olor tan peculiar a ningún color. El artista persistió y encontró algo más allá del cromatismo: el ritmo. Un ritmo que nacía al abandonar las formas figurativas y que daba lugar a un tiempo bidimensional, en el que la forma y la textura hacían vibrar una imaginaria partitura de música oriental. Mientras dibujaba, Trullàs descubrió los aspectos olfativos de la madera y el cuero. Ahí fue cuando el color surgió y se impuso: el negro, el negro de Marte, que creó un universo propio y dio nombre a Noir de Mars. El resultado fue este aguafuerte, que para Trullàs se convirtió en “una experiencia polisensorial que jamás olvidaré”.
Jordi Trullàs es un artista autodidacta barcelonés, plástico-visual internacional, poeta, ilustrador, gestor cultural y promotor de varios movimientos artísticos. “Quiero aportar mi arte al mundo, algo nuevo y reforzante, para dar una visión humana del mundo interior del ser, utilizando la poética de las líneas y las formas”, ha expresado el artista.

[frame src=”http://www.kiniro.es/wp-content/uploads/2013/02/scent-on-canvas-rose-opera.jpg” link=”” target=”_self” width=”400″ height=”433″ alt=”Scent on Canvas Rose Opera” align=”center” prettyphoto=”false”]

Rose Opéra, por Maria Coluccelli

Fueron las notas florales de Rose Opéra las que inspiraron a esta artista para pintar una flor volátil con el pigmento que simboliza la alegría y la felicidad: el color rosa, rose opéra. Maria deja a la imaginación de cada uno si se trata de una rosa o de una anémona, pero no importa, pues la belleza se define por su ausencia de calificativos. Por eso, el cuadro, como el perfume en que se inspira, despierta matices etéreos y sublimes que evolucionan como la vida de una flor. La extraordinaria cualidad de cambio continuo que se crea entre la salida, el cuerpo y el fondo de este perfume sugirieron a la artista el rico formato del tríptico. “He vivido una experiencia multisensorial, explicar a través de mi pintura un perfume”, declara Maria.
Nacida en Lima, Maria Coluccelli es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense, y a sus espaldas tiene una amplia experiencia como muralista y restauradora de pintura mural, así como en proyectos de decoración a través del color. “El color fue pronto fuente de gran satisfacción para mí. Todo empezó con el fino hilo del dibujo y poco a poco se ha convertido en una necesidad casi orgánica; lo mismo me ocurre con los aromas”.

[frame src=”http://www.kiniro.es/wp-content/uploads/2013/02/scent-on-canvas-ocre-dore.jpg” link=”” target=”_self” width=”400″ height=”465″ alt=”Scent on Canvas Ocre Dore” align=”center” prettyphoto=”false”]

Ocre Doré, por Mariona Esteba

El aroma de la trufa blanca y de los bosques en otoño, característico de Ocre Doré, llevó a Mariona a inspirarse en “un mundo de colores dorados”. Así fue como se sumergió en un espacio surcado de oscilaciones amarillas, que van desde el anaranjado hasta el marrón intenso de la tierra. En este viaje pictórico a través del aroma, la naturaleza reclamó su presencia y el color verde apareció en la paleta de la artista. De este modo, las múltiples notas naturales del perfume, el entorno vegetal y los colores de los lechos de hojas otoñales asumieron su protagonismo. Un viaje visual y olfativo que encaja a la perfección y que transporta a los viajeros a los mundos dorados de Mariona Esteba.
Mariona Esteba es artista plástica y gestora cultural. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona, está especializada en restauración y conservación. “Cuando pinto, busco composiciones líricas con el movimiento propio de la naturaleza como punto de partida, en permanente contacto con ella y con el mar, casi siempre presente”.

[frame src=”http://www.kiniro.es/wp-content/uploads/2013/02/scent-on-canvas-blanc-de-paris.jpg” link=”” target=”_self” width=”400″ height=”439″ alt=”Scent on Canvas Blanc de Paris” align=”center” prettyphoto=”false”]

Blanc de Paris, por María Torróntegui

María Torróntegui pensó en un ramo de flores de algodón al oler Blanc de Paris. Su lienzo evoca la ligereza, la transparencia, la poesía y la sensibilidad del perfume. Blanc de Paris es armonía, danza, frescura, y la pintura de María plasma todo ello a través de esta planta florecida y recortada en un cielo de vibrantes azules.
María Torróntegui inicia su formación Pictórica en el Instituto de Pintura Decorativa de París (I.P.E.D.E.C,), realizando numerosos trabajos de pintura mural y decorativa. Posteriormente, se centra en la pintura al óleo sobre tabla y actualmente expone en numerosas galerías de arte. “Con mi pintura busco reivindicar lo sencillo, lo cotidiano, el valor de las cosas pequeñas que tan cerca tenemos, y a las que a veces damos tan poca importancia. La belleza y la poesía están a nuestro alrededor, sólo hay que mirar bien”.